¿Qué pasa hoy en el mundo rumbo al 2012?

Por Dr. Luis Ortiz Oscoy

Hasta hoy,  todo lo que se había escrito sobre el gran cambio era solamente como una novela y nada más, sin embargo, sólo un sordo o un ciego de espíritu podría no darse cuenta de que los cambios ya están sucediendo.

La unión de millones de seres pensantes cansados de una dictadura de muchos años en Egipto logran derrocarla con medios pacíficos. Podría haber sido en cualquier otro país del mundo, sin embargo, recordemos en dónde aparece el Homo Sapiens, ¿de dónde vienen todos los conocimientos del mundo que hoy tenemos?

India aprendió de Egipto, Asia aprendió de Egipto, Grecia aprendió de Egipto, el mundo en general aprendió de Egipto.

Y es en ese país donde se logra un gran cambio político, el resto del mundo se une en estos días para derrocar otra dictadura en Libia.

Esa llama que se inicia donde todo se inició hoy prende el fuego de conciencia en todo el mundo para acabar con todo aquello que política y socialmente  no sea coherente con el bienestar general de la humanidad.

¿Cuándo antes en la historia de la humanidad habíamos visto un compromiso global para dejar de contaminar al planeta?  Una cosa es que todavía no lo logremos y la otra es que nunca lo hubiéramos intentado

Calentadores de agua solares, otros que producen energía eléctrica, envases reciclables y otros que se autodestruyen, cultivos de caña o de cactus para evitar el empleo de hidrocarburos, construcciones ecológicas auto sustentable…  Miles de empresas nuevas que cada día aparecen en el mundo para frenar la contaminación global.

La información que hoy recibimos sobre un cambio de conciencia ha superado exponencial y geométricamente a la que hace 10 años recibíamos. Los libros, internet…,  en general todos los medios de comunicación están fomentando este despertar.

Japón, con su gran tragedia, une a todos los seres del planeta en una intención de ayuda y de solucionar la gran catástrofe radiactiva. Una situación que afecta no sólo a ese país, sino que puede, sin lugar a dudas, afectar a todo el planeta.

¿No abrió conciencia esta catástrofe en muchos países sobre el empleo de este tipo de energía?
¿No abrió conciencia en muchos seres humanos para ayudar a todos aquellos que sufrieron esta terrible experiencia?

Pero sobre todo, activó lo que nunca antes había activado, abrió conciencia en millones de humanos para orar o meditar y ver si de esta forma (porque no existe otra) podemos disminuir la contaminación de los mares con la radiactividad que emana de esos reactores.

Recordemos que siempre había existido el sentimiento de ayuda a los hermanos en desgracia, y el corregir después del niño ahogado alguna situación, pero ¿cuándo habíamos escuchado a los medios de comunicación pedir unión en oración o meditación ante una situación mundial?, porque, aun con toda nuestra tecnología, no tenemos nada que pueda ayudar a solucionarla.

Al menos eso era lo que antes  pensábamos, olvidábamos lo más importante que tenemos, que es nuestro potencial creador desde la supra conciencia.

Hablar de supra conciencia es sólo que recordemos de dónde viene nuestra conciencia, no viene, a final de cuentas, de una función cerebral, porque incluso hoy en día, aun con la más alta tecnología, las neurociencia no pueden explicar de dónde proviene, y por algo no se encuentra, porque encontrarla en una parte del cerebro sería de nuevo limitarla a nuestro ego físico finito.

Esa supra conciencia, o conciencia de la conciencia, sólo puede partir de un pensamiento que es, a final de cuentas, una vibración, pero partir no del pensamiento mental sino del espiritual, el cual cuánticamente ni es finito ni individual, pero sí es creador, como creador fue el pensamiento que dio origen al Universo.

Partiendo de este punto, es cuando la oración o la meditación pueden cambiar todo.
Esta  situación que vivimos, sea por miedo de supervivencia o no, hace que este tipo de catástrofes tengan un lado positivo.

Primero: la unión del mundo en conciencia para poder frenar este tipo de desastre radiactivo.
Segundo: cuestionar al ser humano si de verdad existe dentro de él un potencial tan grande que con sólo el pensamiento pueda modificar esa agua radiactiva. Tercero, y no menos importante: desgraciadamente nadie desea este tipo de catástrofes, pero una vez que suceden, ¿por qué no darle un giro positivo?

Nadie puede revivir a los que murieron con la desgracia , podemos unirnos para ayudar a los que están vivos, pero podríamos también darle un giro de pensamiento a este suceso y dejar de estar vibrando en el miedo como siempre, preocupados si voy a tomar cápsulas de iodo o si me caerá lluvia radiactiva.

Lo anterior en nuestro alrededor aún no sucede y, sin embargo, la mayoría vive con esa angustia, que no los deja vivir en armonía y paz.

Lo siguiente es una hipótesis,  sin embargo, desde la ciencia conocida podría tener sustento:

En 1948, en Hiroshima explotó una gran bomba nuclear, la radiactividad cubrió de alguna forma a todo el planeta, muchos murieron, muchos fueron afectados. ¿Esa misma radiactividad tuvo alguna influencia positiva?

Imaginemos a los hombres de 20 años o más de esa época, sus espermatozoides,  los cuales se producen nuevos todos los días como en cualquier hombre, recibieron más o menos esa radiactividad.

Sabemos desde la ciencia que la radiactividad influye sobre nuestro ADN para mutarlo y que en la mayoría de los casos puede producir cáncer, no todos los miles de millones de humanos de esa época tuvieron cáncer, sin embargo, ¿no pudo también esa radiactividad, en un estado mas bajo, despertar parte del ADN dormido? Recordemos que sólo el 10% del ADN (codones) está despierto.

La Timina, que es uno de los 4 nucleótidos que forman la información del ADN, es muy sensible y puede cambiar con alta vibración o energía, ¿no es la baja radiactividad eso?

Coincidentemente, 20 años después los jóvenes de muchas partes del mundo, en 1968 inician un movimiento por un cambio.  No más guerras,  sólo amor y paz. ¿No eran esos los hijos de aquellos hombres cuyos espermatozoides se vieron expuestos a la radiactividad?

Otro ejemplo: Chernóbil 1986, otra catástrofe mundial radiactiva que involucró de nuevo, en mayor o menor cantidad, a todo el planeta. Dos o tres años después se inician los nacimientos de los llamados niños Índigo.

Si tiene o no sustento científico el nombrarlos de esta manera no lo cuestionaremos, lo que sí podemos afirmar es que a partir de esa fecha los niños que empezaron a nacer traían, como se ha dicho, otro chip. Lo anterior, cualquiera que tenga un hijo, un nieto o un sobrino que haya nacido a partir de 1990 no puede negar que son diferentes a los que habían nacido anteriormente. No sólo en la facilidad para aprender la nueva tecnología, que puede darse por imitación, sino en cuanto a su racionamiento y pensamiento mucho más elevado al que conocíamos.

Esos jóvenes, hoy en día de casi 30 años,  son los impulsores de una nueva tendencia ecológica y de empresas auto sustentables, que velan no sólo por el bien del que las crea, sino también por el de sus trabajadores y del resto de los humanos. Dejan en el pasado el crear empresas monstruosas, millonarias, controladoras, fomentadoras de alguna forma de la esclavitud humana. Conjuncionalmente, de nuevo, sucede después de una catástrofe nuclear.

Hoy en día estamos frente a un panorama similar o más grande, todos los océanos del mundo están comunicados, el 70% de nuestro planeta es agua, esta agua está siendo contaminada con lo que sucedió en los reactores nucleares en Japón, podemos tener dos puntos de vista,  y por lo mismo, intencionar nuestro pensamiento en dos direcciones.

Una: esas aguas radiactivas acabarán con la vida en los mares y nos afectarán negativamente a todos los seres del planeta.

La otra: ¿esa radiactividad no será el impulso para despertar el ADN dormido en todos nosotros? En TODOS, no sólo en aquellos que están por nacer.

Porque el agua también representa el 70% de nuestra corporalidad , igual que el planeta en donde estamos parados, igual que esta maravillosa nave espacial que recorre el Universo.

Si antes, hipotéticamente, la radiación de alguna forma influyó en esos cambios que analizamos, ahora que es por el agua que nos contiene y nos da vida, ¿no hará un cambio en los 6 mil millones de humanos?

Al parecer, esos nuevos codones que despiertan en nuestro ADN no están relacionados con miedo, sufrimiento o limitación, como hemos vivido durante los últimos 60 mil años.

Aquellos grandes maestros que existieron no tenían un brazo o un ojo más, y seguramente, aunque no podamos demostrarlo, si empleamos un pensamiento lógico tenían mas despierto su ADN.

La diferencia de ellos con nosotros es que vivían en supra conciencia, alejados del pensamiento catastrófico general y pugnaban por un mundo libre de dolor y sufrimiento y que despertara a la conciencia de quien en verdad somos.

Pongamos entonces la intención positiva ante esta situación. No existe el hubiera, sucedió, desgraciadamente sí, sin embargo, lo que podemos cambiar es nuestra percepción de los hechos.

Unámonos al dolor de aquellos que perdieron seres queridos y sufren hoy, pero además unámonos en la intención de que en lugar de que sea algo a futuro catastrófico, sea el impulso para el despertar del ADN a través del agua de todo el planeta.

Quedan menos de 20 meses para la fecha del 21 de diciembre del 2012, cada vez más personas en el planeta no lo ven  como el fin del mundo, lo esperan como la meta anhelada del cambio de conciencia mundial.

Todos los días dediquemos un minuto a las 12 del día para mandar un pensamiento e intención positiva a lo que está sucediendo.

De nuevo, tenemos dos opciones: o sufres y te preocupas por lo que va a pasar y de nuevo eres sólo un espectador o borrego, o intencionas positivamente y desde el gran poder de tu supra conciencia creas una nueva posibilidad. En ese momento te vuelves actor y autor del gran cambio.
TÚ DECIDES.

10 Respuestas para “¿Qué pasa hoy en el mundo rumbo al 2012?”

  1. Quiero expresar mi mas fuerte sentimiento de Paz en oración por nuestra agua enfermita de radioactividad.
    por tu pronta sanacion y la de nuestra conciencia

  2. En efecto todo lo que se ha dicho es verdad y puedo decirlo abiertamente porque soy madre de una niña índigo y un hijo cristal, que son la prueba de todo aquello que se nos ha ido revelando…

  3. Dejar de ver las crisis como un desastre y verlas como una oportunidad de cambio nos ayudan a evolucionar. Es tiempo de soltar la razón y crecer con el corazón. Gracias por tu luz Luis. Saludos desde León, Guanajuato.

  4. Gracias por compartir!!!

  5. hola que podemos acer?

  6. ver como se destruye el mundo poco a poco y no pensar en q por arte de magia nos vamos a salvar

  7. fuera de eso. El contenido del texto esta muy interesante

  8. yo naci en 1989

  9. yo creo que tenemos que dejar de comprar y consumir productos que dañen la capa de ozono y que contaminen el agua. Sin importar que sean indispensables para la limpieza de la casa o de uso personal, siempre hay algo mas natural q sustituye a los quimicos y cosas asi. De esta forma las empresas que ofrecen estos productos tendran perdidas economicas y las llevara al fracaso.

  10. El plastico de algunos productos que vienen en bottellas o enbases de plastico son demasiado gruesos, y el plastico es un gran contaminante. YO que ustedes señoras amas de casa, trabajadoras y madres de familia o tambien padres … compraria los productos que menos plastico tengan y la menor (si no es que nada de quimicos)en cantidad tengan

Deja un comentario

*